Me lo dices o me lo ilustras. Slow Instagram.

¡Corre Sarah Connor, te persigue el algoritmo!

slow instagram fondo escritorio mintha estudio– click en la imagen para descargar este fondo de escritorio. –

Así me sentía hace unos meses, atrapada en Terminator, con un cyborg persiguiéndome todo el rato y susurrándome al oído…

“Hoy no has publicado, tu visibilidad va a bajar”.
“Hace dos días que no haces un stories, despídete de que alguien vuelva a verte”.
“No has comentado, dado likes, hecho un tripe salto mortal y capturado un unicornio, estás muerta en Instagram”.

Y en ese mismo momento dije: “Se acabó, no me da la vida para tanta novedad”. Porque, sintiéndolo mucho, querido amigo Zuckerberg, en este estudio siempre fuimos más de hacer la croqueta que maravillosas piruetas en el aire, o lo que es lo mismo, siempre fuimos más de hacer lo que nos nace. Somos consolidados practicantes del “Slow Instagram” o, como decimos en redes, #slowIG.

Continue Reading

Identidad visual, branding y palabrismo.

Hoy queremos confesar que… Pecamos de “palabrismo”. Sí, a veces nos da esa fiebre que sufre todo profesional. Nos ponemos a hablar en un idioma desconocido para el resto de los mortales. Esa mirada perdida que notas en tu interlocutor, señal de que desde hace un rato no sabe si sigues hablado de su proyecto o de nuevas marcas de yogures… Seguro que te es familiar (bien por sufrirla o por haberla contemplado).

Así que no queremos seguir creando cortocircuitos mentales. Hoy os explicamos dos conceptos que habrás oído-leído mucho últimamente en lo que a creación de marca se refiere.

Continue Reading

Poderoso caballero es don color.

Ya sé que tengo un suspenso en refranero popular, pero es que si hay algo que puede alterar estados de ánimo (además de otras cosas que no voy a negarte) es el color. Tiene el poder de hacernos sentir felicidad, inspiración, creatividad, calma, confianza… Prácticamente sólo con pequeños matices. Así que no lo dudes, el color puede evocar casi cualquier sensación en nosotros.

Como un día dijo el bueno del tío Ben: “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. Así que, por más que el color pueda transmitir emociones, os mostraremos cómo dominar el color y, por tanto, esas emociones que queremos que nuestra marca proyecte. La psicología del color nos ayudará a decidir qué color nos permite transmitir mejor el concepto que deseemos. Concretamente, hoy os explicamos un método que nos parece de lo más útil y ‘apañao’: la creación de paletas de color estacionales.

paleta de colores mintha estudio la vie en mint– aquí me tenéis leyendo How to Style your brand, de Fiona Humberstone, bibliografía básica de este post –

Continue Reading

No sin mi manual.

Abres Instagram y aparece en las historias el icono de la plataforma, con un mensaje: “¡Novedades!” Y ya sabemos lo que pasa, porque ese estimulo visual es como el chocolate en el cajón, si sabes que está ahí, no puedes concentrarte en nada hasta que no le hincas el diente.

Así que lo abres y descubres que, para tu sorpresa, los GIF y las tipografías han llegado para quedarse. Y claro, ya no quieres comerte solo una onza, quieres engullir toda la tableta. Oye, porque lo mismo dentro de unos minutos cae un meteorito en tu ciudad y se queda la tableta a medias. Y no es plan de irse al otro barrio dejando el chocolate en el cajón.

Y ahí estás, publicando GIF’s, usando encuestas y tipografías sin límites. Incluso podríamos decir que un anuncio japonés (de esos llenos de colores, efectos y músicas subidas de revoluciones) está más cerca del minimalismo que el stories de tu perfil.

manual de marca diseño mintha estudio

Continue Reading

Me lo dices o me lo ilustras. Dalí y la parálisis por análisis.

parálisis por análisis dalí ilustración mintha estudio– click en la imagen para descargar este fondo de escritorio. –

Escribir, borrar. Leer, volver a borrar. Escribir, escribir, leer, corregir, guardar. Volver a abrir, leer, borrar, escribir…

Esta es la serie de actos que se encadenan cuando me enfrento cada semana a escribir un post. Preparo las ideas principales en un folio (soy muy de papel y lápiz), las estructuro e incluso pienso en las imágenes que van a acompañar al contenido. Todo es perfecto hasta que, en algún momento, comienzo a escribir.

Cada párrafo es revisado mil veces, borrado y elaborado de nuevo, hasta conseguir conformar el post. Mientras pulso el botón de guardar, ya sé que no será la única vez que lo haga en las próximas horas. En un rato, habré vuelto a abrir el post, retocado, borrado, escrito y reformulado. Lo llaman parálisis por análisis, pero yo prefiero llamarlo ser un poco auto-toca-pelotas.

Continue Reading

Ordenar el ordenador.

Andaba yo disfrutando de mi querido sofá, pensando en algo irrelevante, tanto que ni lo recuerdo… Cuando sentí un pinchazo en el trasero y mi salto fue propio de las olimpiadas. Sin mediar palabra, me dirigí al dormitorio, abrí el armario y comencé sacar todo lo que había dentro. Ni los ambientadores de armario resistieron mi ataque.

Terminó siendo una jornada divertidísima ordenando el armario (léase con ironía), ya que el arrebato a lo Marie Kondo se me pasó a los diez minutos. Pero con lo que tenía montado, o arreglaba el armario o me iba a dormir a un hotel. Eso sí, entre enrollar camisetas y jerséis, llegué a una conclusión.

ordenar el ordenador post la vie en mint mintha estudio

– para descargar, haz click aquí

Continue Reading

El top 10 de 2017.

post más leídos 2017 la vie en mint

Entre polvorones, mantecados, la Marimorena y las copitas de anís, hemos sacado hueco para repasar nuestro 2017 más mint. Tranquilos, no se avecina un post lleno de deseos navideños, propósitos que no se cumplen y planes de futuro. Eso ya te lo soltaremos así de imprevisto, sin avisar… muajajajaaaa (léase como risa maléfica).

Traemos algo mejor, un post lleno de contenido que os va a encantar, y no lo digo yo, los dicen los números. Y a los números, como a los abuelos, no se les lleva la contraria.

Así que, tras un arduo análisis de métricas, comparativas y estadísticas… Le dimos al botón de ver los post más leídos en el ultimo año y éstos ha sido los resultados.

Continue Reading

Web-à-porter.

tendencias web 2018 la vie en mint

La semana pasada me salté nuestra cita semanal. Espero que no te quedaras esperando rosa en mano bajo la lluvia. Pero fue uno de esos días en los que escribes, y borras, vuelves a escribir y borrar. No me convencía el tema, no estaba inspirada o sufría de vaguitis crónica, vete tú a saber. La cosa es que, en vez de escribir, me pasé media tarde leyendo sobre las tendencias web que marcarán el 2018.

Tranquilos, no voy a hablar de sudaderas de peluche, pantalones con flecos o degradados capilares. Las tendencias que estuve investigando toda la tarde poco tienen que ver con la pasarela Cibeles, y mucho con el cyber de tu barrio. Vamos, que hoy vengo dispuesta a contarte las tendencias web que marcarán la diferencia en 2018.

Como en la moda, vuelven antiguas reliquias del pasado, se mantienen algunos best sellers de esta temporada y se exploran nuevos campos.

Continue Reading

Bancos de imágenes, ladrones y pizzas.

bancos de imagenes diseño web mintha estudio

Hace un par de días me ocurrió algo insólito. Tanto, que aún estoy en fase de recuperación. Pero mejor voy a comenzar por el principio, que me lío…

Era viernes noche y el olor de la pizza que teníamos en el horno ya me estaba haciendo salivar cual perro de Paulov. Netflix estaba listo (pobre… ¡Vaya palizas le damos!) y la manta del sofá me susurraba. Y justo cuando la pizza llega a la mesa, suena el timbre. Y sí, exclamé justo eso que estás pensando.

Voy a abrir la puerta hecha un Demogorgon (momento friki patrocinado por Netflix) y me encuentro a una chica con cara de circunstancias, que, sin mediar palabra, me aparta y se cuela en casa. Sin dar crédito la sigo por la casa. Mientras tanto ella, ni corta ni perezosa, empieza a coger varios marcos con fotos y a materlos en su bolso.

Justo cuando salía de casa, acerté a decir: “¿Se puede saber que haces con mis fotografías?” Y va la moza y me suelta: “Mira chica, tengo una urgencia y las necesito. Vienen unos amigos a casa y, como acabo de mudarme, no tengo fotos que decoren el salón”. Y tal como llegó, se fue. Eso sí, con mi retrato de comunión, la foto de boda de mi amiga y la de mis padres en sus años mozos.

Continue Reading