Blog in love.

Querido emprendedor, al habla la “maestrilla liendres”. Hoy vengo, con las rodillas llenas de moratones y la frente de chichones, a contarte cómo de la noche a la mañana descubrí que ser un blog lover es más sacrificado que ir a cenar a un buffet italiano estando a dieta.

Y es que hoy día una marca sin blog, es como una televisión de los 70 sin gitana y tapete, algo inconcebible. Está bien, lo de la decoración de la televisión es una verdad universal, pero lo del blog no tanto. Y es que tener un blog asociado a tu marca no es obligatorio, of course, pero es una herramienta que te ayuda a entablar una relación continuada con tus seguidores, en la que devuelves su afecto en forma de contenido interesante. Pero vayamos con calma, que empiezo a tirar para los cerros de Úbeda y no están las temperaturas para eso…

Si te has planteado tener un blog como apoyo a tu marca o proyecto, hoy te explicaremos los aspectos que debes tener en cuenta y que llevo marcados a fuego en forma de moratones por todo el cuerpo, porque no hay nada como darte un buen trompazo para aprender cómo funcionan las cosas. Así que, saca papel y lápiz, que te voy a ahorrar unas cuantas cajas de tiritas.

blog lover mintha estudio la vie en mint diseño

 Aspectos a tener en cuenta a la hora de tener un blog. 
  • Vísteme despacio que tengo prisa…

Un blog no debe crearse en media hora. Podrías, pero no debes. Antes de encender el ordenador hay mucho trabajo previo que debes hacer. En primer lugar, buscar el naming, es decir, bautizar tu blog (si vas a usar el nombre de tu marca es un paso que adelantas). En segundo lugar, pensar en la imagen, estructura y funcionamiento que quieres.

Para ello piensa en el uso que vas a dar a tu blog, cómo quieres que esté organizado y la filosofía o valores que quieres transmitir. Todo ello te ayudará a crear una imagen mental para poder buscar la plantilla perfecta que se adapte a tu idea. Por ejemplo, si en tu blog vas a dar mucha importancia a las fotografías, debes buscar una plantilla que las resalte y que cree en torno a ellas el primer foco de atención.

blog lover mintha estudio la vie en mint diseñoFuente de la foto aquí 

  • Escribe el Quijote, pero con Dani Rovira.

No, no me he dado otro golpe en la cabeza, me explico. Lo más importante, sin ninguna duda, en un blog es el contenido que se comparte. Hay una regla de oro que todos conocemos, pero que a veces nos saltamos a la torera, y es que es mejor calidad que cantidad.

Un contenido de valor, que aporta y logra congeniar con tus lectores, es un contenido que funciona. Busca tu voz propia. Es tan importante contar cosas interesantes como saber contarlas, y estarás de acuerdo conmigo en que Dani Rovira tiene más salero que Miguel de Cervantes, o al menos eso parece.

Si andas un poco perdido en este tema, te recomiendo “Palabras con efectos secundarios” de Susana Torralbo.

  • Haz tu blog Pineable.

Pinterest es ese agujero negro en el que un día entras y ya nunca puedes salir. Y ya sabes, si no puedes vencerlo, únete a él, así que haz de esta red social tu aliada. Usa fotos para ilustrar tus posts que sean dignas de ser pineadas sin parar.

Recuerda que una foto que es pineada desde tu blog supone un enlace desde el que otras muchas personas podrán llegar a tus posts, y eso, querida, hay que aprovecharlo.

blog lover mintha estudio la vie en mint diseño

Sí, se lo que estás pensando… ¡ni que yo fuese Marina Barrio! Tranquila, si aún no dominas el tema fotográfico o no puedes realizar fotos propias de calidad, no pasa nada. Usa fotos de otros profesionales para ilustrar tus posts. Eso sí, reseña siempre la autoría de la foto o arderás en los infiernos del mundo 2.0 durante toda la eternidad (y merecidamente además).

  • El tiempo es oro y ser blogger no cotiza.

Bueno, en muchos casos sí, pero de eso ya hablamos otro día. Siempre que suena la palabra tiempo resuena, como si de un eco se tratase, organización. La clave para tener un blog y no morir en el intento es organizar, desde un principio, el tiempo que podemos dedicar a escribir, fotografiar y difundir.

Delimita cuántos posts semanales puedes, o quieres, escribir y el tiempo que te lleva hacerlo. Haz una planificación semanal con las temáticas y los días concretos de publicación.

Si vas a hacer tus propias fotografías, agrupa las sesiones. Es mucho más productivo dedicar una mañana completa a hacer fotos que unas horas cada día.

Programa los posts para que se publiquen de forma automática, y haz lo mismo con la difusión en redes. Hay muchas herramientas que te permiten programar tus RRSS, así que en una sesión puedes dejar la difusión automatizada y liberar así el tiempo que supone programar cada día de forma manual las publicaciones en las plataformas sociales.

blog lover mintha estudio la vie en mint diseñoFuente de la imagen aquí

  • Sé el chaman de tu tribu.

Sedúcelos con tus bailes de palabras y haz que te sigan allí donde tus fotos los guíen. Chorradas aparte, crear una comunidad de lectores alrededor de tu blog es una de las mejores recompensas a tanto esfuerzo. Pero los lectores no son un número (por favor, no te obsesiones con las visitas, o mejor será que ni empieces…) y hay que cuidarlos y mimarlos. ¿Cómo? Responde a sus comentarios, recompénsalos con contenidos adicionales, etc. No está de más ser agradecida con las personas que leen tus contenidos.

Las Newslwtters son una herramienta muy útil para comenzar a crear esa comunidad, así como un canal directo con esos lectores fieles que siempre permanecen atentos a las novedades. Úsalas de una forma adecuada y no las conviertas en un spam que termine alejando al lector. ¿A quién le gusta el spam?

  • Be SEO my friend.

El SEO son las mates del blog lover (por lo menos para mí que soy de letras). Son útiles pero feas y pesadas como ellas mismas. Puede que te esté sonando a chino, pero el SEO es ese duendecillo que logra que tu blog sea visible en los motores de búsqueda (Google, por ejemplo), que mejore su posicionamiento y, por tanto, su alcance para que puedas llegar a más público interesado en leer tus contenidos.

Pero tranquilo, que no cunda el pánico, no tienes que aprender SEO para mejorar el posicionamiento de tu blog. Basta con saber buscar un buen samaritano que lo haga por ti, y su nombre es Yoast SEO. Se trata de un plugin gratuito que te ayudará a trabajar el SEO de una forma muy amena.

Si no conoces Yoast SEO  no pasa nada. Ana, de WIR estudio, nos explica en este post cómo usarlo.

Y para terminar el consejo de “maestrilla liendres”, crea un blog si realmente te apetece y te gusta escribir, porque no hay nada peor que tenerlo como una obligación. Disfrutar de ello es el motor de empuje, porque es muy sacrificado sacar tiempo, generar contenido y mantenerlo activo.

Lo sé, me he vuelto a enrollar como una persiana. Cuando me siento a escribir no hay quien me pare, de ahí que no use mucho twitter…

Espero que esta nueva entrega de cómo ser emprendedor orquesta os haya sido de utilidad y que, si vais a crear un blog, tengáis en cuenta alguna de estas cuestiones. Bueno, y si lo tenéis, también. Porque aquí la que escribe, aún se sigue dando trompazos que se convierten en marcas de sabiduría.

Esta sección volverá dentro de un mes con una nueva caja de tiritas.

¿Alguna sugerencia o tema del que os gustaría saber?

Nosotros nos vemos el próximo jueves, con alguna que otra historia que os tendremos preparada. No me faltéis que mi madre ya me tiene muy vista y muy leída…

Entradas relacionadas

4 comentarios

  1. Benditos sábados que me permiten echar un ojo a joyitas como ésta. Me ha encantado! Tienes mucho arte y lo explicas súper bien. Esto debería estar lleno de hordas de futuros blogueros tomando nota. Voy a compartirlo a la de ya!

    1. El huracán Susana lleva todo el fin de semana revolucionando el blog y por ello hemos decidido nombrarte nuestra Khaleesi oficial 🙂

      Aunque nos queda una duda, si tú eres la que no arde… ¿Quién es Manel?

      Un abrazo enorme bonita!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *