Design facts. La teoría del croché.

Pensar en la infancia suele ser una experiencia tierna, donde aparecen las primeras personas importantes en tu vida, esa primera bici, el primer día de cole… Recuerdas todas las nuevas experiencias que te han hecho dar cada paso. También te vienen a la memoria sabores, olores, texturas… Y seguro que a ti te pasa como a mí y recuerdas lo mismo:¡el croché! ¿Qué sería de nuestra vida sin haber conocido el croché?

Y es que nacimos antes que los mandos a distancia, nos criamos rodeados de croché, crecimos con los móviles y vivimos gracias a Internet. Y todo esto en poco menos de 30 años… Es para no dejar de asombrarse, la verdad. Pero vuelvo al croché, que es protagonista de una de mis teorías sobre el diseño, de la que os hablo en el #designfacts de hoy.

El mundo del diseño estaba en orden, hasta que llegó el minimalismo y su “menos es más”. En el fondo no es más que un “deja de ponerle pañitos de croché al sillón, por favor”.  Para el ser humano, más siempre parece ser una buena opción. Menos es conformarse. Y aquí, conformismos los justos…

designfacts croché teoría mintha estudio
Descarga nuestro fondo de pantalla – PC / tablet

El cliente siempre pide más. Su derecho es exigir, y debe exigir para sacar el máximo del equipo de trabajo que tiene a su disposición. Pero exigirle a un diseño no se traduce, necesariamente, en complejizarlo. El diseño debe llegar a un público que se mueve en un entorno concreto. Hay que saber llegar a ese objetivo construyendo marca y haciendo que cada elemento sume hacia esa construcción mental del público que es una marca.

Por eso, a veces, te encuentras con clientes que no ven el proyecto como una unidad formada por diferentes microelementos y que, en vez de centrar el desarrollo del trabajo en que su marca tenga una identidad completa, empiezan a enredarse un poco… “Ponlo un poco más grande. Que se vea mejor.” o “Que destaque y llame más la atención.”

Es obvio que pasearse por la calle con un chaleco amarillo fosforito y una gorra roja te hará muy visible, pero seguramente no te estés haciendo un gran favor. Un equipo de diseño siempre buscará llegar a soluciones elegantes, sutiles y equilibradas, que hagan que tu proyecto se revalorice gracias al trabajo creativo gráfico. Rara vez recomendarán a un cliente usar el chaleco amarillo fosforito. Y, si es así, permítete desconfiar un poco.

¿Y dónde nos posicionamos nosotros en este conflicto? Pues menuda pregunta… Ni que decir tiene que somos partidarios del diálogo y la búsqueda, junto con el cliente, del diseño idóneo. Decimos no al “más por el más” tanto como al “menos por el menos”. Sencillamente, buscamos lo mejor.

La próxima semana volveremos con un tema que interesará mucho a quienes estén pensando dar un empujón a su proyecto en 2018. Y hasta aquí puedo leer…

Suscríbete a nuestra #mintletter y así no te pierdes nada de nada.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *