hashtag [#]: un universo inexplorable.

hashtag universo diseño mintha estudio

Os he hablado varias veces ya de esa habilidad innata que tengo para entrar en Instagram y, sin darme cuenta pasarme allí medio día. De un lado para otro, sin más. Llámalo perdida de tiempo, educación visual o como quieras. La cosa es que, a veces, esa ida y venida por perfiles, me lleva a descubrir grandes tesoros, o todo lo contrario. Otro día hablaremos de los Stories

Hace unos días, me encontré con una publicación en Instagram, pero no fue la fotografía lo que llamó mi atención, sino el texto que la acompañaba. Era algo parecido a esto:

#buenos #días tenemos muchas #novedades en #nuestra #tienda. Toda la #moda para el #verano te #espera, no te la #pierdas. Además tenemos #rebajas en #prendas de #verano y #calzado.

#moda #verano #playas #trendy #guapas #blogger #new #newin #rebajas #sales #insta #instanew #instagood #instaphoto #instafashion #fashion #fashionista #zara #mango #primark #love #vsco

Después de esa borrachera de hashtags, ya sólo podía ver almohadillas por todas partes, y comencé a pensar, hasta qué punto el “ansia viva” de visibilidad transformaba nuestra forma de comunicarnos y restaba frescura, naturalidad y personalidad a nuestros textos y etiquetas.

De hecho, la bonita de Èlia (The Craft Academy) justo publicaba hace unos días una fotografía en la que también reflexionaba sobre este tema y planteaba la que iba a ser su postura desde ahora.

eliaLee el texto completo aquí

Y claro, se unió el hambre (o más bien la falta de apetito tras semejante despilfarre de #), con las ganas de comer (Èlia siempre nos hace pensar) y terminé escribiendo este post en vez del que tenía planificado. Y es que creo que es necesario explicar qué son los hashtag, cómo se usan y, sobre todo, cómo aplicarlos a nuestras diferentes redes. Así que, queridos marketeros del universo y profesionales del tema, aquí la maestrilla liendres va a soltar su lección, basada más en experiencias que en ciencia (lo que viene siendo que tengo mucha cara…).

En primer lugar, me gustaría explicar lo que es un # y para qué se usa. Porque, aunque parezca mentira hoy día, hay aún muchas personas que no lo conocen (o al menos eso demuestran).

Un hashtag es una palabra, o conjunto de palabras, números y símbolos, que se escriben juntos (esto es muy importante) y delante de los cuales se coloca (siempre) el símbolo #. Se usa para organizar y propiciar la fácil localización de contenido temático en las redes sociales.

¿Cómo usar de forma correcta un #?

  • Un # siempre acompaña a un contenido, ya sea una imagen, una cita, un enlace… Por lo tanto, un # no puede considerarse un contenido en sí mismo. Usar una imagen de baja y mala calidad y acompañarla de multitud de # para fomentar su visibilidad no es un uso correcto. Ten en cuenta que lo importante es el contenido que se comparte y que está relacionado con el hashtag.  Si un cliente, o lector, llega a tu publicación a través de un # y se encuentra con una imagen de mala calidad o que nada tiene que ver con la temática, más que sumar puntos, te terminará restando.
  • Como hemos visto en el ejemplo que encabeza el post, los hashtags deben estar ubicados en la zona final de la publicación y no ser el texto en sí. Puedes usar algunos en el texto, pero sin abusar. De igual modo, controla el número de hahstags que colocas. Si tu texto tiene dos frases y 20 #, no está equilibrado y denota una urgencia por obtener visibilidad de cualquier manera.
  • Usa # populares, pero en pequeñas cantidades. Al elegir los hashtag que acompañen a tus textos o fotos, intenta crearlos, para que estén conectados con tu contenido y tu marca. No obstante, puedes usar uno o dos # populares si quieres ampliar el círculo de visitantes. Eso sí, y no me canso de repetirlo, deben estar conectados a tu contenido. De nada te sirve compartir en twitter un artículo sobre física cuántica y usar #summer.
  • A la hora de lanzar una campaña o presentar una campaña o servicios, crea y usa unos # que puedan crear conexiones rápidas entre el contenido y tus visitantes. Por ejemplo, nosotros usamos la fórmula ” # + mintha + servicio” (#minthaweddings, #minthabranding…) de esta forma conectamos nuestros servicios por temáticas y además establecemos una formula fácilmente reconocible por el visitante de nuestros perfiles.
  • Y por último, que los #no controlen tu vida. Deja de descargar aplicaciones que te ofrecen los # más usados por temáticas. Deja de copiar todos los hashtag de publicaciones similares hasta crear parrafadas infames. Libérate de todo eso y usa solo aquellos que deseas usar, que creas tu mismo o te aportan visitantes de calidad. Usar muchos # y que todos tus visitantes sean boots que comentan “awesome” no te reporta nada positivo ni a ti ni a tu marca.

Bien, una vez nos hemos flagelado juntos, porque sí, quién no ha caído en esos errores alguna que otra vez… Vamos a ver  algunas fórmulas para crear nuestros propios #.

  • Un # debe ser el reflejo de tu marca o proyecto. Usa su nombre y, si además la localización es importante (tiendas físicas, mercados, talleres…), añádela también.

< # + nombre + localización>

#festivaletbcn

  • Un # debe evocar una emoción, un sentimiento, un momento… El marketing emocional es una realidad que ha reemplazado al marketing agresivo y ha puesto las emociones sobre la mesa. Pero esa emoción debe estar implícita en nuestra marca, en nuestra forma de trabajar y comunicar.

< # + emoción>

#eresmuybonica

  • Un # personal debe ser distinto. Busca una frase, una palabra u expresión que conecte con tu marca y hazla tuya.  En un panorama tan saturado como las RRSS, la originalidad siempre está premiada.

< # + distintivo personal>

#wow

  • Un # compuesto por varias palabras debe ser legible. Usa las mayúsculas al comienzo de cada palabra para que su lectura sea más fluida.

< # + PalabraPalabraPalabra>

#YoSoyDeHandbox

  • Un # acentuado ‘es bien’. Sí señores, se pueden acentuar, y por el bien de los friquis de la ortografía, por favor procedan a poner las tildes a las palabras cuando toque.

< # + ‘ >

#melónconjamón

  • Un # que cree comunidad y sea compartido con tus seguidores. Seguro que hay algo que te une a tus seguidores (si no, no te seguirían). Así que búscalo, crea un hashtag y fomenta que ellos lo usen en sus publicaciones. Crearás una comunidad, visibilidad, pero sobre todo, muy buen rollo.

< # + comunidad >

#somostanpastel

Ahora te toca comenzar a crear tus propios hashtags. Recuerda que la visibilidad es importante, pero también es más importante la calidad de los visitantes que la cantidad.

Según estudios y estadísticas, hay una cantidad de hashtags establecidos para cada red social, en función a cómo repercuten en la visibilidad.

  • Twitter: 1 – 2 #.
  • Instagram: 11 #
  • Facebook : no funcionan

Y ahora, a nivel personal, te vuelvo a decir que no dejes que esto te condicione. Si publicas en Instagram y ves oportuno usar 5 hashtags, no comiences a rellenar hasta llegar a los 11 con formulas generales y sin sentido. Ya te digo que no merece la pena. Al final, todas estas cosas son ensayo-error, pero, sobre todo, tienen que adaptarse a ti y a tu comodidad.

Pues vaya post nos ha quedado para estar en verano, un poquito cargado de bombo, ¿pero a que tras leerlo te apetece tomarte una cerveza? Ya ves, no hay mal que por bien no venga.

Pero bueno, bromas aparte. ¿Qué opinas sobre todo este tema de los #? ¿ Cómo sueles usarlos? Cuéntanoslo en comentarios, porque seguro que esta maestrilla liendres se ha dejado cosas atrás.

Nos despedimos por hoy, pero te recuerdo que el próximo jueves tenemos una tercera entrega de Tu Marca a Examen y está muy relacionado con este tema, así que pon una alarma en tu móvil para no perdértelo. También puedes suscribirte a la vie en mint y tendrás tu dosis de color semanal en tu buzón.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *