De la patente al arte.

Si te preguntara cuál ha sido el invento más importante para ti, ¿qué responderías? Creo que las respuestas pueden llegar a ser de lo más variopintas.

Si hoy todos entendemos cuando nos hablan del “año 5 a.C.“, dentro de unos años, no nos sorprenderá encontrar un “año 1 a.I.” (antes de Internet). Y es que ésta es una rueda que no para de girar y que cada vez va más rápida. La invención del ordenador portátil, los smartphone, las tabletas… Y así hasta que nos terminen instalando una interfaz en la retina. Así podremos acceder a la información sólo con pestañear (madrecita, que a mí no me pille, que es pensar en ponerme una lentilla y tiemblo…).

Y te preguntarás ¿pero todo este rollo, a qué viene? Pues a que hace un tiempo descubrí una serie de láminas, basadas en patentes de inventos del siglo XX, que no sólo me enamoraron por la nostalgia que me provocaron, sino por el cuidado que sus creadores han puesto en actualizar los dibujos base sin que pierdan su encanto industrial.

¿Diseño o arte?

chupa chups láminas de diseño

Fuente de las imágenes aquí

Os hablo del proyecto que Minimae (un proyecto que aúna arquitectura, arte, artesanía y diseño) ha llevado a cabo, creando una serie de láminas basadas en las patentes que muchos diseñadores realizaron, en su día, de sus inventos y creaciones.

minimae lego láminas de diseño

Trabajando sobre la base de dichas patentes, actualizando tipografías, aportando color y una estética más minimalista y moderna, sin despojar los dibujos de cotas, líneas de medida o ejes, aparecen unas combinaciones fabulosas entre el dibujo técnico puro y duro y el diseño gráfico más vanguardista. Además, teniendo en cuenta su filosofía de hacer accesible el arte, sin artificios ni postureo. Esta colección de ilustraciones cuenta con unos precios al alcance de todos los bolsillos. Y es que ni el arte es cosa de ricos, ni el dibujo técnico está hecho exclusivamente para optimizar procesos constructivos.

minimae láminas de diseño

Os invitamos a conocer el trabajo de Minimae y la gran variedad de artistas y artesanos que colaboran con ellos. Los proyectos de este tipo hacen que el arte sea ARTE con mayúsculas.

No sé vosotros, pero yo ya estoy haciendo hueco mental en las paredes de casa para hacerme con uno de ellos. Lo complicado es elegir sólo uno. A Jesús, como buen friki de Star Wars, le ha fascinado el Halcón Milenario. A mí, en cambio, me van más los Legos. Y tú, ¿con cuál te quedas?

Nos vemos el próximo jueves. No nos faltéis, que os hemos cogido cariño y echaros de menos es muy duro.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *