Mis 5 ventanas.

Una ventana es algo más que un hueco en la pared. Es ese elemento de la arquitectura que se ha hecho tan cotidiano como para ser objeto de metáforas asociadas a la ilusión, a la libertad, la transparencia… Tal vez todos tengamos en ese imaginario colectivo que pulula por ahí una parte de ingenuidad que preservamos ante las ventanas.

Sin embargo, es curioso comprobar como esa magia que en nuestra mente aparece al visualizar ese hueco desaparece al mirar por nuestra ventana de casa. Esa ventana estándar que no está enfocada en una vista adecuada, o que tiene una reja y una persiana delante, o desde la que puedes ver el magnífico coche que tienes aparcado delante (como nosotros en el estudio). Quizá hayamos asumido que la realidad es un plano cada vez más alejado de lo ideal.

Pero bueno, más allá de nuestras realidades más o menos normales y corrientes, alguna que otra ventana idílica nos ha traído el mundo de la arquitectura.

ventanas arquitectura post mintha

Ville Le Lac.

Pues sí, toca empezar con un clásico. Y es que Le Corbusier era muy de innovar con la ‘fenêtre’. No hay más que ver su icónica Ville Savoye, su capillita de Ronchamp o esta casa del lago. ¿Cómo domesticamos un jardín abierto a un lago? Poniéndole una ventana y una mesita con bancos. Poesía y ventanas, volumen 1.

ventanas arquitectura post minthaventanas arquitectura post mintha
ventanas arquitectura post mintha

Maison Bourdeaux.

Rem Koolhaas es otro clásico de la arquitectura, pero de finales del siglo XX. Como arquitecto y periodista, el bueno de Rem siempre ha sentido interés por el vínculo de la arquitectura, la información y el consumo de masas, a todos los niveles. El documental ‘Koolhaas Houselife’ nos muestra una visión menos idílica de esta Maison Bordeaux de las que nos muestran las revistas, siempre tan preocupadas por la foto. En él, veremos la casa desde los ojos de Guadalupe, la entrañable guardiana de este espacio único.

Esa planta superior agujereada como un queso gruyère mientras se sostiene con aparente fragilidad no se logra borrar de la retina con facilidad.

ventanas arquitectura post mintha

Auditorio de León.

Y qué buena es la ventana, que igual sirve para tocar un solo de piano como para tocar el triángulo. Aquí tenemos un ejemplo muy ilustrativo, el auditorio de León, de Tuñón y Mansilla. Los planos transparentes hunden la materialidad de la fachada generando un juego geométrico y volumétrico. Así, la luz rebota de diferentes formas en cada plano de la fachada.

Nuestros colegas de Estudio Extramuros, en su proyecto #100dayproject, ya dedicaron una ilustración chulísima a esta composición tan característica.ventanas arquitectura post mintha

ventanas arquitectura post mintha

Ayuntamiento de Estepa.

Y con lo grande es el mundo, ¿por qué Estepa? Pues sí, como pilla cerquita, cada vez que quieras visitar buena arquitectura, visita la ampliación del Ayuntamiento. Estudio Carbajal y Daroca Arquitectos se curraron una ampliación muy rica espacialmente. Sin embargo, toda la intervención es en interior de manzana, salvo unas fachadas laterales que se alinean con calles secundarias, estrechas y, por tanto, con poca iluminación natural.

La estrategia es sencilla, sacar las ventanas respecto del plano de fachada. El resultado, ya lo podéis observar.

ventanas arquitectura post mintha ventanas arquitectura post mintha ventanas arquitectura post mintha

W-Window House

La arquitectura japonesa y su capacidad para multiplicar el espacio. ¿Cómo resolver una vivienda con una sola fachada a la calle? La respuesta es inquientante, porque el estudio Alphaville decidió cegar las fachadas frontales por completo. Sin embargo, toda la magia esconde algún truco. La solución estaba en implantar dos ventanas de suelo a cubierta de la vivienda. Con ello, se crean espacios extremos iluminados directamente y un cuerpo central de circulaciones con iluminación indirecta.

No hay que perder de vista que se trata de una vivienda de 72 metros cuadrados, sumando las cuatro plantas contrapeadas que la definen.

Esperamos que hayáis disfrutado tanto como lo hacemos nosotros de estos proyectos. Y si conocéis más ventanas que animen a algo más que a quitarles el polvo, dinos dónde están que nosotros las visitamos, aunque sea virtualmente.

Que tengáis una gran semana, que el invierno va pasando ¡y toca subir las persianas!

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *