Tu marca a examen. Vol. III: Redes sociales y marketing.

redes sociales marketing mintha estudio autoevaluación marca

Que somos serie-adictos no es un secreto. Cuando descubrimos una serie que nos gusta (en el fondo somos muy exigentes) nos damos unos atracones que ni un japonés en un concurso de comer perritos calientes. Cuando anunciaron la vuelta de Black Mirror se nos fue la pinza. Apuntamos la fecha en la agenda, llevamos nuestra particular cuenta atrás, y cuando llegó el día preparamos todo nuestro ritual: sofá, refresco, pizza y móviles en silencio…

El primer capítulo de la tercera temporada empezó muy bien. Mucho color, una fotografía increíble, unos decorados geniales (bien podría haber estado tras ellos Susana Torralbo)… Lo que no esperábamos era ese “¡Zas! En toda la boca” que nos dio el capitulo (a mí y a toda persona que se mueva en redes).

Pequeño inciso: si no sabes de lo que hablo, apúntate esta serie. Y si no vas muy sobrado de tiempo, apunta este capitulo (3×01). La tarde de sofá está asegurada.

redes sociales marketing mintha estudio autoevaluación marcaLacie y su smartphone (Black Mirror – 3×01), en una gran interpretación de Bryce Dallas Howard.

Ahora te invitamos a pensar en el capítulo y que pongas a tu marca en el papel principal. Seguro que alguna vez has sentido la euforia cuando una “influencer” te ha mencionado, o la preocupación al ver que llevas toda la semana sin ganar un solo seguidor. Por no hablar del pánico absoluto cuando el algoritmo te trolea y tu visibilidad cae en picado.

Comienzas a remar contra corriente, a realizar acciones poco pensadas y movidas por la urgencia de cambiar ese rumbo. Y claro, todo comienza a difuminarse, perderse… Al final, ¿qué queda de esa marca que comenzó?

Tranquila, guarda el látigo de momento. Aquí quienes más y quienes menos, nos hemos visto más de una vez en esa situación. Por eso, en la tercera entrega de Tu marca a examen, reflexionaremos sobre la presencia de nuestra marca en redes. Vamos a trabajar sobre los siguientes conceptos:

  • Coherencia: Si al abrir las redes sociales que usas no hay una misma línea de estilo visual, tenemos un problema. Una marca que envía diferentes mensajes con su imagen, según la red en la que puedas seguirla, va a terminar creando confusión y desconfianza. Por ello es imprescindible sentar unas bases y llevarlas a tus redes. Es tan simple como saber qué quieres trasmitir, y llevarlo a la práctica visual de tus redes.
  • Material visual: Cuando llegas al timeline de Lele Lerele (@lelelerele) no solo descubres sus productos, también te contagias de su filosofía de marca y forma de vida. La luminosidad, la delicadeza, el mimo, la vida slow… Todo queda patente en su conjunto de fotografías y diseño. Lo mismo ocurre con Lucía Be (@luciabe) o con muchas otras marcas. Se trata de conseguir, con las fotografías y diseños gráficos, sumar a tu marca y contagiar tu filosofía.
  • Contenido: Tan importante como la imagen que proyectamos en las redes es el contenido que publicamos, ya que ambos están estrechamente ligados. Es evidente que con las redes buscamos potenciar nuestra marca o servicios, pero a veces, nuestros seguidores no quieren sentirse continuamente en la teletienda. Compartir de forma gratuita contenido de valor, propio o de otras personas (recuerda que dejar patente su autoría es imprescindible) es muy importante. Además, la asiduidad con la que publicamos y respondemos a los comentarios es muy importante.
  • Aspectos tácticos: Tener claro el perfil de los seguidores de cada una de nuestras redes, lo que les gusta y lo que esperan de nuestra marca, así como tener una estrategia definida para gestionar las quejas y críticas que puedan surgir, parecen aspectos secundarios. No obstante, son muy importantes y debemos tenerlos muy en cuenta. Y si todo esto se te hace “bola”, no hay nada como usar las herramientas correctas para agilizar todos estos pasos.

Todo esto, además de una ficha para analizar tus publicaciones en redes, es lo que podrás encontrar en nuestro tercer descargable. Recuerda que no hay tiempo límite para su realización. Más bien todo lo contrario. Cuanto más tiempo le dediques y más en serio te lo tomes, mejores serán los resultados.

redes sociales marketing mintha estudio autoevaluación marca

Como puedes ver, tener una marca no es fácil, y tener una marca con presencia en redes aún menos. Eso sí, seguro que coincides conmigo en que gracias a las redes y a tu marca, has ido conociendo a personas geniales con las que compartes el mundo 2.0 y, en ocasiones, el 1.0.

¡Ah! Si antes de comenzar este análisis quieres saber si las redes en las que estás presente son las adecuadas, te invitamos a leer nuestro post sobre este tema (Juega bien tus cartas en las redes sociales). Y ahora cuéntanos, ¿cuál es tu red social favorita? Déjanos tu perfil y así te visitamos.

Nos vemos el próximo jueves, con un post muy especial, pues se trata de la cuarta entrega de Tu marca a examen, y viene con invitada de lujo. ¡Avisamos con tiempo! Así que no te lo pienses, apúntate a nuestra mintletter y nosotros te hacemos llegar cada publicación. ¿Te lo vas a perder?

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *