Tu marca a examen. Vol. V: Rumbo fijo al futuro.

El verano ya va dando sus últimos coletazos, al igual que nuestro cuadernillo Santillana particular. Si tú también has conseguido aguantar todo el verano sin colgar una foto montada en un flotador con forma de unicornio, de festival o mirando al infinito frente al mar… Bienvenida a la resistencia.

plan de marca rumbo futuro

Por muy claro que lo tengamos, a veces es muy difícil contenerse. Te ves ahí, en la piscina, con ese unicornio tan mono que te llama y te susurra “por una fotito no pasa nada”, y terminas sucumbiendo. Pero oye, nada de fustigarse, que aquí la que más o la que menos ha pecado de postureo en instagram alguna vez.

Eso sí, a lo que ya nadie se puede resistir es a que septiembre es el nuevo enero. Es verle el final al mes de agosto y nos volvemos locos haciendo propósitos, volviendo a la rutina deportiva, las dietas y queriendo organizar todo sin saber por dónde empezar… Menos mal que a precavidos no nos gana nadie y como buenas hormiguitas hemos ido haciendo este trabajo durante todo el verano (el de organizar, las dietas y el gimnasio se lo dejamos a otros). Y ahora solo queda recoger los frutos y prepararnos un buen cocktail.

Tu marca a examen llega a su fin. Para la última entrega te hemos reservado la mejor parte. Recoger todas esas conclusiones y mejoras que semana a semana has ido trabajando, para que puedas organizar tu próximo año sobre unos cimientos que ni el increíble Hulk sea capaz de derribar.

Para ello es muy importante que diferencies tres conceptos que van a ser clave para que todo éste proceso tenga un final que ni los cuentos Disney.

Objetivo: es el fin hacia el que se dirigen las acciones que desarrolla un persona. Es decir, un objetivo es aquello que queremos lograr, y que implica realizar diferentes acciones, metas y procesos. Por lo tanto, para conseguir un objetivo debemos describir las metas y procesos que debemos completar. Por ejemplo, si quiero ser médico, las metas a completar serían: aprobar selectividad, ser aceptado en la universidad, completar los estudios universitarios con éxito y obtener la titulación.

Los objetivos, además, se dividen en tres tipos, en función de la temporalidad, pero también según su concatenación. Los objetivos a corto plazo son necesarios para lograr los objetivos a medio plazo. Y éstos últimos, a su vez, son imprescindibles para conseguir el objetivo a largo plazo.

  • Objetivos a corto plazo: son aquellos objetivos que nos planteamos alcanzar en un periodo breve de tiempo (3- 6 meses). Para alcanzarlos, debemos plantearnos una serie de acciones ordenadas y temporalizadas.
  • Objetivos a medio plazo: son aquellos objetivos que conllevan algo más de tiempo para ser alcanzados (1-2 años). Normalmente, para alcanzarlos, es necesario cumplir los objetivos a corto plazo. Suelen ser más complejos y abiertos que los anteriores.
  • Objetivos a largo plazo: es ese lugar en el que quieres que se encuentre tu marca o proyecto en 5 años, o tú mismo si se trata de un objetivo personal.

Teniendo esto claro, ya podemos planificar nuestro próximo año. Focalizando estos tres tipos de objetivos y detallando al máximo todos los pasos que debemos ir dando. De este modo, siempre mantendremos nuestro rumbo fijo y evitaremos perder el foco por el que trabajamos cada día (nuestro objetivo a largo plazo).

Como en cada entrega, hemos preparado un descargable gratuito, para que puedas trabajar este proceso de forma fácil. En él recogerás las conclusiones del proceso para luego convertirlas en tu plan de trabajo anual.

plan de marca rumbo futuro

Ahora sí, queremos que nos cuentes cómo te has sentido durante el proceso de evaluación de tu marca. ¿Te ha sido de utilidad este cuadernillo de tareas? ¿Crees que es mejor entregar este tipo de contenido en pequeñas dosis o todo en una única entrega?

Y con esto damos por finalizada nuestra escuela de verano. Guardamos el bikini, las palas y los vasos de mojito. Cogemos los planificadores, los lápices y los guantes de boxeo y nos preparamos para la batalla. Te esperamos el próximo jueves por el blog con una nueva entrega de “design facts”. ¡Ah! Y si no quieres perderte ni uno de nuestros post, suscríbete a la mintletter.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *