Me lo dices o me lo ilustras. Slow Instagram.

¡Corre Sarah Connor, te persigue el algoritmo!

slow instagram fondo escritorio mintha estudio– click en la imagen para descargar este fondo de escritorio. –

Así me sentía hace unos meses, atrapada en Terminator, con un cyborg persiguiéndome todo el rato y susurrándome al oído…

“Hoy no has publicado, tu visibilidad va a bajar”.
“Hace dos días que no haces un stories, despídete de que alguien vuelva a verte”.
“No has comentado, dado likes, hecho un tripe salto mortal y capturado un unicornio, estás muerta en Instagram”.

Y en ese mismo momento dije: “Se acabó, no me da la vida para tanta novedad”. Porque, sintiéndolo mucho, querido amigo Zuckerberg, en este estudio siempre fuimos más de hacer la croqueta que maravillosas piruetas en el aire, o lo que es lo mismo, siempre fuimos más de hacer lo que nos nace. Somos consolidados practicantes del “Slow Instagram” o, como decimos en redes, #slowIG.

La filosofía slow comenzó en 1986 en Roma. Sin embargo, desde hace unos años se ha instalado en nuestras vidas, y sociedad, para frenar el ritmo tan acelerado al que nos estábamos acostumbrando a vivir. La filosofía slow no significa parar y vivir en una eterna calma (o con una pachorra enorme, como diría mi madre), sino ser conscientes de lo necesario que es desconectar para disfrutar de ciertos momentos. Es ese momento de lectura cuando todos duermen, es ese café en el descanso del trabajo en el que sueltas el móvil y solo saboreas el café y el tiempo, es salir a pasear al final de la tarde o mimar las plantas del jardín.

Y esa misma filosofía es a la que debemos agarrarnos para volver a vivir las redes de una forma consciente, ajustada a nuestro ritmo y a nuestras necesidades. Mirar hacia dentro antes que hacia la pantalla, y pensar de qué manera esas novedades que continuamente se van implantando pueden ajustarse a nuestra forma de comunicarnos con nuestro público.

Practiquemos el Slow Instagram y volvamos a conectar con nosotros y nuestro público.

Porque, como bien explica Tania Lasanta (no te pierdas su vídeo) el verdadero algoritmo a conquistar son tus seguidores. Y solo publicando contenido de calidad y que aporta valor, seremos significativos para ellos. Si comenzamos a contribuir al ruido general (entiéndase ruido como todas esas publicaciones que “ni fú ni fá”) nos estamos haciendo invisibles a nosotros mismos. Y en esto, querida amiga, no podemos culpar al algoritmo.

No olvidemos que Instagram, además de ser una red social, es una empresa. El porcentaje de tiempo que estemos activos en la plataforma contribuye a mejorar las expectativas e interés de los anunciantes.  Y ese es el objetivo central de la nueva actualización del algoritmo. A cambio de nuestro tiempo, nos brinda la posibilidad de contar con un entorno virtual impresionante, gratuito, para conectar con nuestra audiencia, mostrar nuestro trabajo y aportar valor. Hasta aquí todo bien, todos conocemos las reglas del juego.

El problema radica en la forma en la que decidimos jugar. Imponerse un ritmo y un nivel de exigencia que no se puede cumplir culmina en estrés y frustración. Y de esto, querida amiga, tampoco podemos culpar a Instagram.

Al final tenemos en nuestra mano decidir si las redes están a nuestro servicio o al contrario.

Para hablar de todo esto, y comprender cómo ajustar nuestros ritmos a las novedades, pero, sobre todo, para volver a enamorarnos de Instagram, tenemos una cita mañana. No os puedo llevar a un restaurante de 3 estrellas Michelín a cenar… Pero sí acercaros a un profesional con más chispa que un plato de Arzak.

Así es, mañana nos estrenamos en los directos de Instagram (como puedes ver, yo voy a mi ritmo). Y la verdad es que no podemos estar mejor acompañados. Elena Sacoe nos hablará de Instagram, sus novedades y cómo hacer que vuelva a fluir a nuestro ritmo. ¿Te vienes?

slow instagram fondo escritorio mintha estudio

Déjanos en un comentario tu experiencia con el algoritmo, cómo te hacen sentir los cambios y qué estrategias estás usando. Elena y yo las comentaremos en el directo (preservaremos tu anonimato si así lo deseas) e intentaremos resolver tus dudas.

Te esperamos con mucha chispa mint y un buen saco de confetti el viernes a las 12h. No me dejéis solita, que es el primero y estoy muy nerviosa.

¡Ah! Si no puedes verlo, no te preocupes, suscríbete a la #mintletter y te lo enviaré al finalizar el mes. ¡Si es que pertenecer a esta comunidad mint mola mil!

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *